martes, 6 de octubre de 2009

Protestas estudiantiles


Martes, 9:15hs. Cielo despejado, nubes esporádicas por aquí y por allá y el sonido de un camión a lo lejos.

–Permiso –se escucha una voz desde la puerta. Solo algunos alumnos voltean la cabeza, el resto ya está acostumbrado o es simplemente indiferente­– Profesor, ¿podemos pasar cinco minutitos para hablar sobre el conflicto Kraft-Terrabusi?

¡El diminutivo! Claro, pasen chicos, pasen, ¿cómo no los va a dejar pasar el profesor? Esto es la UBA muchachos, libertad, bla bla bla. Así empieza la charla, a la cual le presto muy poca atención, ya estoy acostumbrado, desde la semana pasada que vienen hablando de lo mismo y el resto lo vi en la televisión, lo leí en los diarios, la pared de la esquina e Internet. Para no perder el tiempo observo las caras de mis compañeros: muy pocos están prestando atención, la mayoría o charla o duerme hasta que salta algo que nos llama la atención a todos.

–Y por eso vamos a pasar esta caja para que donen plata para el fondo de huelga. Sin embargo queremos proponerles algo más, como venimos haciendo en los otros cursos. Estamos llamando a clases públicas, que se van a dar en la calle en cinco minutos si quieren bajar. Les proponemos que voten y decidan qué quieren hacer y…

El profesor, indignado pero con elegancia, interrumpe. Y claro que va a interrumpir, si nadie le avisó que iban a proponer algo así.

A todo esto le sigue una discusión bastante tranquila que dura otros cinco minutos para que luego los del CEFyL se vayan y el docente nos de una charla breve pero profunda acerca de los medios de protesta y demás.

Ahora, pensando en frío y luego de ver cómo son las clases públicas, a las cuales, valga acotar, terminamos por no ir (al menos en Sociedad y Estado), saqué algunas conclusiones:

1) No se puede pasar una caja de colecta de fondo de huelga en medio de una clase porque todos te están mirando fijo y para no colaborar tenés que poner la cara de poker más grande del mundo. En todo caso, avisen que la van a dejar en el pasillo y ¡cuenten para qué son los fondos! Si no, ni loco colaboro.


2) Si van a proponer la toma de la facultad y la sublevación del cuerpo docente y estudiantil, avisen de antemano. Así nos ahorran a todos un mal rato.


3) Originalmente, la toma de la facultad pública se daba por una sencilla razón: la policía tiene prohibido entrar, por lo que se convierte en el lugar más seguro para un debate o la toma de una decisión (o ambas). Hoy en día se toma la facultad por cualquier cosa y eso, está mal.


4) Está bien, todos tenemos derecho a protestar y bla bla bla, pero si por cada nimiedad que sucede vamos a cortar la calle y o hacer un paro entonces el día que pase algo serio (como fue la represión que ejerció la policía contra los trabajadores de Kraft-Terrabusi la semana pasada), nadie nos va a tomar en serio cuando cortemos la calle y pongamos un par de pupitres para tomar una cerveza


5) Para concluir: ¡¡¡detesto que no tengan cigarrillos Camel en el kiosco!!!

19 comentarios:

Revolución En Los Corazones dijo...

En la única época que iba a la facultad, era privada, por ende no conozco lo que es tener una facultad tomada o una protesta en medio de clases, así que me abstengo a opinar, sobre todo porque quizás lo que tengo para decir va a ser muy polémico. Lo único que no puedo perdonar ES QUE NO HAYA CAMEL! Me muero .__.

Usted dijo...

Nada de miedo a la polémica acá, libertad de expresión madame

Je! dijo...

Me detuve en el punto 4, ya todo el mundo está cansado de que corten las calles, y lo único que se logra es que las protestas populares cada vez tengan menos fuerza.

andreita dijo...

De acuerdo contigo en la mayoría de lo que planteás. Que dificil es organizarnos, por eso no progresamos :P

Ahora, hice un parate en el punto 3, lo cual me parece, es lo mismo que sucede desde más arriba, la Presidenta, ponele, cuando utiliza la Cadena Nacional -que en su origen fuera únicamente para tratar temas de EMERGENCIA NACIONAL- para, por ejemplo, cualquier pelotudés se le antoje a la Sra. Ergo, no tenemos (buenos) ejemplos, no los tenemos.

Seguramente la carencia de buenos ejemplos no desestime que cada quien sea criterioso y ponga todo para mejorar, al menos en lo q implica a cada quien, individualmente. pero que sucede, Srito? Es muuuuucho más fácil salvarse cada uno y que el resto se joda. Así nos manejamos, y hasta tanto esa actitud de "La Ley de la Selva" cambie, vamos a seguir boyando en la facultad -aunq confieso, acá en UTN estas cosas no se ven- colaborando con dinero para una manga de VAGOS que no tienen nada mejor que hacer que QUILOMBO (porq que quede claro que RECLAMAR es OTRA COSA) y viendo pintadas en paredes y piñas como las de la gente de Kraft-Terrabusi por doquier.

Y ENCIMA hay que agradecer que no saquen un caño y nos caguen a tiros a todos.

(viste lo que pasó hoy en el Subte? NO SOY DE CAPITAL PERO LO VEO, son lamentables, de nuevo, LA LEY DE LA SELVA, nadie piensa en el colectivo -pista: no estoy hablando del Bondi-)

Muy buen post. Espero no haberte aburrido, pero me indigna todo esto.

Besitos, Srito!

Usted dijo...

Je!:
En efecto, es como el cuento del pastor mentiroso

Andreita:
Ojo, yo apoyo la solidaridad social y el apoyo que se le está dando a los trabajadores de Kraft-Terrabusi, pero también hay que ver todas las caras de la moneda. Yo no digo que se salvo cada uno, pero no hay que mezclar los tantos Srita.

andreita dijo...

Justamente, NO HAY Q MEZCLAR LOS TANTOS, y esta gente mezcla todo, reclamá SI, apoyá causas sociales TAMBIÉN -de hecho me considero una persona generosa y comprometida- pero no perturbes al resto de la humanidaT. Como era? Ah! Ya me acordé! Mis derechos terminan donde comienzan los del otro.

Beso!

Usted dijo...

¿No estamos yendo un poco lejos? ¿Perturbes al resto de la humanidad? Andreita, si bien yo no apoyo la protesta continua, hay que admitir que tiene cierta... cómo decirlo, "tradición" e historia que hay que entender y sí, ya sé, justamente por esa historia es que lo decís, pero creeme, yo estudio en la UBA, tenés que vivirlo para entender lo que se siente

andreita dijo...

Creeme que entiendo perfecto, no estudio en la UBA, pero conozco a muchas personas que si. Demás decir que comprendo la historia y me he fumado toda la Reforma Universitaria en varias facultades (Cordoba, Santa Fe, Rafaela)...

De todos modos, Srito, no tome mis palabras como un MELODRAMA, es una simple opinión, sincera, de algo que siento y veo, y por experiencia de haber pasado por 3 unviersidades publicas.

Siempre creí más simple el diálogo que el quilombo, pero evidentemente nos falta un tramo bastante largo, como sociedad.

:)

Usted dijo...

No hago un melodrama, simplemente soy un amante de la discución y más cuando el tema a discurrir trata la juventud y a los universitarios, pues soy con orgullo, uno de ellos.

PD El diálogo es más simple, solo que para la mayoría de las personas el quilombo es más entretenido.

andreita dijo...

Okey! :)

Estamos de acuerdo en ello! Un gusto debatir con Usted! :D

Lo dejo, me voy a la facu :P

Besito!

Radio Bemba dijo...

es muy simpatico el camellito de camell. jeje si no fumara benson fumaría camell solo por el camellito

Usted dijo...

Esperaba algo más crítico de vuestra persona!

Y si, es muy simpático, yo si no fumara camel fumaría benson

Radio Bemba dijo...

y si... jaja
es que hay momentos del día en que no tengo ganas de quejarme...en el momento que lo leí era justamente uno de esos...
usted, te comento que no siempre estoy enojada y tirando mierda para todos lados...
casi, pero no siempre!!!

Radio Bemba dijo...

pero los benson no son tan símpaticos, y encima son yankis
ya fue, fumemos faso de plantita propia y no le demos nuestra plata a ninguna multinacional (?)
jaja...
sigo hablando pavadas, no me des bola

Usted dijo...

Si, el problema es que es legal consumir pero ilegal comprar, entonces: ¿cómo vamos a hacer para tener nuestra propia planta si no podemos comprar la semilla? ¿la robamos? Averígüenlo en el próximo capítulo de "Los Inspectores Radio y Usted" (?)

María dijo...

La verdad es que a veces, no soy muy racional.
Cuando creo que una causa es justa, encaro un tren en ojotas y no mido consecuencias.
Me gustaría tener la cautela necesaria para poder contar hasta diez antes de actuar.
A veces las cosas, se pueden manejar de otra manera -no digo ésta- la verdad es que no estoy en condiciones de opinar. Pero, cuando pienso en que este país no tiene remedio, creo que lo que ocurre es justamente por la desesperación que nos invades al saber que nadie con más autoridad y poder, nos dará el respaldo necesario.

:)

Usted dijo...

Me causó mucha gracia la cara sonriente del final, jajaja. Y si, yo tenía razón: si bien actuas por impulso, acabas de escribir con prudencia. María: sos una caja de sorpresas

María dijo...

Mejor! así no los aburro.
Yo también suelo asombrarme de lo que escribo y de mis reacciones -cuando son pacíficas-

Beso!

Augusto dijo...

Lo de la cajita de colecta me hizo pensar, el otro día en mi facultad algunos militantes pasaban con cajas pidiendo una ayuda para los trabajadores de terrabusi.
Lo complicado de eso, sinceramente, era que primero, la cajita nunca es bonita, es siempre algo mal hecho y que obviamente se va a romper al mas delicado toque y segundo. Yo puse 2 pesos, la que estaba conmigo creo que tambien. La plata que juntan, de verdad seria de ayuda.
Sospecho que se quedan con la plata... Mmmmmm...